El lugar que se desvanece

Artículo con motivo de la muerte de Isao Takahata (1935-2018). Salió en Brecha el 13 de abril de 2018.


El jueves de la semana pasada fallecía en la ciudad de Tokio, a los 82 años de edad, Isao Takahata, víctima de un cáncer de pulmón. Maestro indiscutido de la animación, por más de cincuenta años su obra marcó a generaciones y ha sido una influencia definitiva para el desarrollo de la animación en Japón y su difusión mundial.

isao-takahata-980x0

Seguir leyendo “El lugar que se desvanece”

La exploradora

Artículo con motivo de la muerte de Ursula K. Le Guin (1929-2018). Salió en Brecha el 2 de febrero de 2018.


carpenter-william-anthony_img

El fallecimiento de Ursula K Le Guin, el pasado lunes 22 de enero en su casa de Portland, a los 88 años, nos deja no sólo sin una de las más brillantes escritoras de ciencia ficción, sino también sin una de las más importantes voces literarias contemporáneas, a secas. Si alguien representa esa conexión entre la escritura de género y la “literaria” es Le Guin, que dedicó su carrera a derribar prejuicios de toda clase con una obra vasta y de una originalidad deslumbrante, que le valió un amplio reconocimiento del público y de sus pares. Seguir leyendo “La exploradora”

La ausencia

Recordando a Michelangelo Antonioni. Salió en Brecha el 22 de diciembre de 2017.


2745

Hace diez años que los restos mortales de Michelangelo Antonioni descansan en su ciudad natal. Falleció a los 94 años de edad, el 30 de julio de 2007, el mismo día que Ingmar Bergman. Forma parte de un selecto grupo de directores que han ganado la Palma de Oro (“Blow-Up”), el León de Oro (“El desierto rojo”) y el Oso de Oro (“La noche”), y es el único que además obtuvo el Leopardo de Oro (“El grito”). Lo que sigue es un breve repaso de la carrera de un director italiano que en sólo una década le cambió el rostro al cine.

Seguir leyendo “La ausencia”

El gigante revelado

Premio Nobel a Kazuo Ishiguro. Salió en Brecha el 6 de octubre de 2017.


kazuoishiguro-1

Lo que nadie esperaba luego de que Bob Dylan ganara el año pasado era la victoria de otro trovador: Kazuo Ishiguro. Pero en lugar de uno de los cantautores más importantes de la historia, en este caso se trata de uno frustrado, que cambió la guitarra –al menos en público– por la literatura. De esta manera el comité sueco parece comentar la controvertida decisión que tomó el año pasado. Lo que en principio parecía una opción arriesgada, y que algunos aplaudieron como una ampliación positiva de lo que la literatura es o puede abarcar, pronto sólo le trajo problemas: Dylan no apareció por meses a recoger el premio, y cuando fue a dar el obligatorio discurso del ganador parece que, para colmo, lo copió parcialmente de una página de resúmenes para estudiantes llamada SparkNotes. Seguir leyendo “El gigante revelado”