La belleza que llega del norte

Reseña de La bendición de la tierra de Knut Hamsun (Madrid: Nórdica Libros, 2015) y de Maravillas del crepúsculo de Sjón (Madrid: Nórdica Libros, 2011). Salió en Brecha el 5 de enero de 2017.


b672ed677cb2d54b09da2cc12974aebb   761ce29a5d8a464f118c5e6542af60f7

Diego Moreno fundó en 2006 Nórdica Libros con el objetivo de ser la editorial de referencia de esa literatura en el mundo hispano. Con un catálogo seleccionado, integrado tanto por grandes nombres como por autores poco conocidos, y un diseño que pone al libro como objeto en primer plano, Nórdica se ha transformado en una referencia ineludible en el panorama editorial español.  Distribuida de forma estable en Uruguay a partir de 2016 por Escaramuza, vayan aquí dos muestras de lo que puede encontrarse en su catálogo.

La lectura de Hambre, de Knut Hamsun, fue el comienzo de una obsesión por las literaturas nórdicas y el impulso que llevó a Diego Moreno a emprender esta aventura. El título inaugural de la colección Letras nórdicas fue Betsabé de Torgny Lindgren, premio Fémina Étranger de 1986. Más de diez años y 200 títulos después de su creación la editorial ha ampliado su oferta para incluir colecciones que traspasan esas fronteras -como Otras latitudes, un “espacio dedicado a la recuperación de textos fundamentales de la literatura universal” que incluye a autores como Pier Paolo Pasolini o Dorothy Parker, e Ilustrados, una muy exitosa colección de libros ilustrados para adultos. Sin embargo, lo que continúa diferenciando a Nórdica Libros es –como su nombre evidencia- la literatura nórdica. Han realizado un trabajo de rescate y difusión ejemplar, publicando clásicos de dicha literatura como August Strindberg y Hans Christian Andersen y traduciendo nuevos autores como Herbjørg Wassmo o Ingvar Ambjørnsen, entre otros. Un mojón del éxito de este emprendimiento llegó en 2011 con el premio Nobel al poeta sueco Tomas Tranströmer, publicado en la traducción del uruguayo Roberto Mascaró.

La tierra natal

Knut Hamsun (1859-1952) es uno de los más reputados escritores noruegos. Aclamado desde la publicación de su primera novela, Hambre, en 1890, su obra ha sido definida como precursora de las técnicas y de los autores más importantes del siglo XX. Fue admirado por escritores tan diversos como Thomas Mann, H.G. Wells y Henry Miller. Isaac Bashevis Singer lo llamó “el padre de la literatura moderna” y Charles Bukowski lo incluyó –junto a Hemingway, Céline y Dostoyevski- en su poema “Cómo ser un gran escritor”. Recibió el premio Nobel de literatura en 1920 “por su monumental trabajo, La bendición de la tierra”, novela publicada tres años antes. Traducido de forma temprana y editado en infinidad de países –incluido el nuestro-, Hamsun cayó en desgracia por su ferviente adhesión al nazismo. Durante los años treinta defendió su punto de vista en los periódicos noruegos, y en 1943 le regaló su medalla del Nobel a Joseph Goebbels, obsequio que le otorgó una audiencia con Hitler en persona. En mayo de 1945 escribió un obituario para él, en el que lo definió como “un guerrero en lucha por la humanidad, un apóstol del Evangelio del Derecho de todos los pueblos”. Al finalizar la guerra, en las principales ciudades noruegas multitudes quemaron los libros del que fue a la vez su mayor novelista y su mayor traidor. Knut Hamsun fue recluido durante un tiempo en un hospital psiquiátrico, y esquivó la condena de traición gracias a que un grupo de psiquiatras concluyó que sus facultades mentales estaban deterioradas, extremo que el propio autor desmintió –o al menos lo intentó- en su último libro, Por senderos que la maleza oculta, de 1949.

La traducción de La bendición de la tierra -publicada originalmente por la editorial Bruguera- estuvo a cargo de Kirsti Baggethun y Asunción Lorenzo. Baggethum es una de las principales responsables del resurgimiento de Hamsun en el mundo hispano, ya que desde los años noventa ha publicado traducciones directas del noruego de novelas que usualmente nos llegaban a través del francés, inglés o alemán. La bendición de la tierra narra la historia de Isak, un colono que decide instalarse en un difícil y apartado terreno de la campiña noruega. A fuerza de voluntad y trabajo, el solitario pantano se transformará a lo largo de los años en una deslumbrante granja habitada por una familia. Gente sencilla pero no simple, seres solitarios y bondadosos que deben trabajar arduamente por lo que tienen. El trabajo es una obligación pero también es la principal recompensa, ya que Isak y su mujer, Inger, ven reflejado en el propio paisaje los frutos de su labor. Al contrario de su ópera prima, esta es una historia de campo, y el contraste con la ciudad es un tema importante que la atraviesa. Aquí la ciudad es el lugar que corrompe la vida elemental del campo, un giro que refleja el cambio vital del autor, que en el momento de escribirla se recluía en una cabaña por largas temporadas. Los más afectados por el deseo de la ciudad son las mujeres, siempre atraídas por la frivolidad citadina, y el hijo mayor, un joven afeminado y con pretensiones que emigrará a los Estados Unidos. Sin embargo, no es simplemente una novela conservadora, ya que a su vez presenta un fuerte alegato a favor del voto femenino y problematiza cuestiones como los embarazos no deseados y el lugar de la mujer en la sociedad.

La bendición de la tierra narra la vida de una familia con sus puntos altos y bajos de forma magistral, con una prosa límpida y fuerte que se asemeja a las robustas construcciones de Isak. No elude las contradicciones sino que las pone en diálogo, y aunque no es posible leer a Hamsun lejos del bagaje político que marcó de manera irreversible la historia del siglo XX, tampoco es justo leerlo solamente como un extremista senil. En un artículo de opinión publicado en Aftenposten, referente al perenne debate en Noruega de si nombrar o no una calle en honor al escritor, el autor concluye de manera ajustada que “los países necesitan a sus escritores problemáticos, y los necesitan intactos. Como un virus muerto, un escritor muerto puede servir como una excelente inoculación contra los peligros de una memoria nacional selectiva.” La bendición de la tierra se merece un lugar entre las mejores novelas del siglo: por su dialéctica irresuelta, o como señaló el comité del Nobel, por su extraordinaria combinación de “lo bueno y lo malo, lo hermoso y lo feo”.

Y la ballena

Sjón (Islandia, 1962), seudónimo de Sigurjón Birgir Sigurðsson que significa “visión”, es más conocido internacionalmente como coautor de algunas de las canciones de su compatriota Björk: “Isobel”, “Jóga”, “Oceania” y “Wanderlust”, entre otras. Asimismo es el autor de las canciones de Bailarina en la oscuridad (2000), la película de Lars Von Trier protagonizada por la cantante islandesa. Nórdica Libros ha traducido varias de sus obras, entre las que se encuentra El zorro ártico, premio de literatura del Consejo Nórdico en 2005.

Maravillas del crepúsculo (Rökkurbýsnir en islandés, literalmente “desde la boca de la ballena”) cuenta la historia del escritor Jónas Pálmason el Erudito, una versión ficcional del personaje histórico Jón Guðmundsson. Basada en sus escritos, la narración mezcla historia y ficción “con la irresponsabilidad y frivolidad que diferencian la labor del poeta del trabajo del erudito”. En el año 1635 Jónas es acusado de practicar magia y desterrado a la isla de Björn el del Oro. A partir de ese dislocamiento, la historia se construirá en base al recuento fragmentario y poético de una vida excepcional. Narrada en primera persona, la historia comienza con su infancia y continúa con sus primeros acercamientos a la medicina y la poesía, hasta llegar a las razones de su destierro y posteriores aventuras. A diferencia de La bendición de la tierra, Sjón no rescata el día a día de la vida de su personaje, sino que crea su novela a partir de los hitos que definen una vida, de las contradicciones que lo definen y, a través de él, a su tiempo.

La literatura y el conocimiento científico son los temas centrales de la novela. Al comienzo, el descubrimiento de la lectura actúa como una suerte de pecado original que lo separa del mundo natural y que lo maldice a una vida de curiosidad. En plena reforma protestante pensar de forma independiente solo le traerá el destierro. De esta manera la novela se construye a partir de la figura del intelectual perseguido, un observador privilegiado al cual la distancia de la sociedad le permite analizar los hechos bajo otra luz. Con una prosa poética deslumbrante y un horizonte de referencias literarias completamente diferente al de Hamsun -el de la de las sagas y los Edda-, Sjón reelabora una época en una narración experimental que combina historia, naturalismo y fantasías religiosas. El culto secreto a la Virgen María, el exorcismo de un fantasma que aterroriza a un poblado islandés y el asesinato de unos balleneros vascos en la costa islandesa -la matanza más grande que ha tenido lugar en ese país desde la Edad Media hasta nuestros días- son narrados con una maestría difícil de olvidar.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s